El día en el que Grupo Cidoncha vio la luz


El día en el que Grupo Cidoncha vio la luz

El joven emprendedor ha creado un potente grupo de distribución de alimentación y cafeterías en cinco años.

Antonio Cidoncha es uno de esos jóvenes empresarios que se ha forjado a si mismo para convertir el trabajo que realizada en un horno casero en una empresa de distribución y fabricación de bollería y panadería consolidada, otra de catering y una de cafeterías.

La fabricación de cocas y empanadillas artesanales fue durante años la especialidad en la panadería que regentaba en Dénia, Antonio Cidoncha García, su padre. Tras su fallecimiento en 1992, delante de su hijo, el negocio familiar cerró y a Antonio Cidoncha Valle, que sólo tenia 13 años, se le quedó una espinita clavada en el corazón, montar su propia empresa y llevar el apellido de su padre «a lo más alto posible» dice. Hoy puede presumir de su perseverancia, porque aquel horno de Dëniase ha convertido en un grupo empresarial reconocido.

Él mismo recuerda su trayectoria. «A los 19 años me planteé fabricar las coquitas que realizaba mi padre y volver a ofrecer ese productos que tantos años estuvo en los comercios de Dénia y en colaboración con una panadería, El Forn de Pons, recuperé las fórmulas de las cocas y las empanadillas en 1998». Posteriormente, una panificadora, El Bollo, le cedió parte de su local para poder elaborar los productos.

Durante ese tiempo fue cuando se dio cuenta de que el futuro estaba en la comercialización de pan, bollería y pastelería congelada o precocinada.

«Decidí comprar un camión isotermo y mi madre me dijo que estaba loco, pero lo hice, alquilé una pequeña nave y cómo autónomo vendí por toda la comarca. Poco a poco fui añadiendo otros productos y amplié mi cartera de clientes hasta hoy», explica. La empresa creció y en 2004 alquiló otra nave con cámaras de mayor volumen y mejores instalaciones y constituyó la Sociedad Cidoncha Alimentación S.L.

Tres años después, paralelamente, constituyó la empresa Cidoncha Producción S.L. dedicada a la fabricación de bases de cocas precocidas, su gran éxito.

Actualmente fabrica empanadillas, cocas de dacsa, pizza baguette y rosquillas entre otros productos. Y hace Mens de dos años «parió» el proyecto Cidoncha Cafeterías situando su primer punto de venta en el Centro Comercial Portal de la Marina de Ondara y otro en L’Aire, de Teulada, con la posibilidad de ser franquiciados. Su inquieto espíritu empresarial no lo detuvo ahí, y el año pasado nació la cuarta línea de negocio, Cidoncha Catéring, para aender eventos. Una auténtica cocción de empresas desde la nada.

Hay 1 comentario

Add yours